martes, enero 13, 2009

“su sueño consiste en quedarse toda la noche despierta”

Tal vez ese también había sido mi sueño durante años, quedarme despierta toda la noche, escribiendo, fumando, escuchando música sin que el vecino de enfrente se entere. Hay momentos “necesarios” de claridad que sólo advienen en momentos de soledad (advenir no encontré otro verbo, me hubiera encantado encontrarlo, pueden ayudarme)
No se trata de hacer del slogan “conócete a ti mismo y serás feliz” una suerte de máxima incuestionable, sino más bien que está también bueno estar solo. No es sólo la cama vacía (eso es el vaso vacío), es también poder dormir despatarrada en medio de una cama que no está vacía porque estoy yo (¡hace cuanto que no estaba yo!)
Empieza a ser un problema estar sola cuando aparecen los “diálogos internos incesantes”, por momento necesito que paren; que esta calesita pare de girar un rato, llorar en la calesita, que el atardecer me encuentre ahí, justo cuando no lo esperaba, que un rayo de sol toque mi espalda en este invierno infernal. Pero estos ratos son los menos, el hecho de llorar corta el pensamiento incesante, el llorar lo habla también.
Cuando uno camina por la calle, en estos “estados de soledad” comienza claro a registrar a las otras parejas que sí son felices, que sí están enamorados. Antes esto me producía envidia (la envidia es propia de la juventud), hoy me producen ternura y me encantaría sacarles fotos. Está tan bueno que crean que eso va a ser eterno.
Quizás algo de mí al sacar esa foto está presente, como si ahí me reflejara y me viera siendo la que era cuando creía en eso
Yo tenía razón cuando decía que el amor se trata de creer, de creer en el amor a través de otro, pero hay momentos que está bueno creerse un poco a uno mismo.

Gute, en vivo y en directo.

17 comentarios:

charly dijo...

hola Gute, soy Charly.. carolina, una alumna tuya de los viernes a la mañana, tu página es una genialidad, me encanta.. todavía no pude leerla toda, pero lo que leo me hace bien y me gusta mucho, espero que estés bien, te mando un abrazo, charly.

Anónimo dijo...

Pero... en la foto no estás sola. Alguien te la sacó.

Bizomáticas dijo...

Hola Charly, Carolina, ex alumna mia Gracias por tu comentario, vi que en tu blog estas escribiendo. No aflojes, segui a la escritura hasta que el camino se detenga. Gracias en serio por todos tus comentarios. Te mando otro abrazo

Anonimo: fue con disparador automatico, la camara estaba arriba de una ola, pero no digas nada. Saludos. Gute

Belu dijo...

Estaba por contarte q escribi algo sobre los besos, los abrazos, las caricias que se hacen desde "el alma"??? venia pensando como no creer en un beso... en un mimo...en una mirada de esas que solo pueden ser expresión de un sentimiento tan fuerte que no alcanzan las palabras para decir lo que se siente... De esos mimos, esas caricias que uno hace simplemente para que no le estalle algo adentro....pero me di cuenta primero que no tengo idea de donde surgen esas sensaciones... es el corazon?? es el alma??? todas mis descripciones eran demasiado "fisicas", "corporales" y ahí me di cuenta que me volvi demasiado incredula como para definir estas cosas y la verdad es cierto que uno puede ocupar PERFECTAMENTE una cama durmiendo sola...es tan necesario estar uno...no me olvido de tu foto amiga. besotes

Animo dijo...

mmm... insisto. Esa foto no es de un momento de soledad. Falta la noche y sobra el/la fotógraf@

Bizomáticas dijo...

Belu, escribí que la credulidad vuelve a aparecer, solo es cuestión de conectar. Besos

Animo/Anonimo: que foto pondrías vos? se te ocurre algo? Saludos

Mauricio dijo...

La felicidad es un flash. Vale más estar dispuesto a encandilarse, sin gafas oscuras y sin vendajes. A veces tarda en aparecer, un poco. Soledad, yo que me reintoxiqué de mí en Miami por más de un año, me conocí y reconocí. Buen experimento prolongado en demasía. No sé, es bueno reencontrarse. Es bueno revalorar (y tanto "re", pero si notas la nota principal es "mí", sin clave de sol). Es buena la soledad, ocasional. Es bueno volverse a encontrar uno mismo. Hay cosas que viene, cosas que van. El punto, si lo hay, es que debemos tener los ojos abiertos. Te lo dice alguien que estuvo hechizado por un rato. Vudú, bibidi bábidí vudú, reza la versión ahitiana de la cenicienta. Y entre tanto desparpajo algo dije.

Danonino dijo...

La soledad es negra. O blanca.

Bizomáticas dijo...

Mauri: Dijiste mucho Mauri, como siempre, lo justo. Besotes. Gute

Danonino:
"comoquieras"
Gracias por tu comentario.

comoquieras dijo...

Ponele.

Bizomáticas dijo...

Comoquieras:
¿color o nombre?

Saludos. Gute

Black Francis dijo...

Como quieras.

Bizomáticas dijo...

entonces si es como yo quiera, elijo azules turquesas, de Aristimuño. Saludos, Señor Black Francis. Gute

Jorge Villalonga dijo...

como una brisa de escarcha incandescente,
una luz que se encandila a sí misma,
reproduciendo a la madre de todos los dolores, de todos los amores...
acaso imitando la ingenuidad de esa niña que alguna vez creyó, y descreyó, sin saber lo que hacía

Así siento tus palabras, así me repercuten. Pensaste en la posibilidad de que el pensamiento incesante pudiera ser en realidad el que corta el hecho de llorar?
Cuál es el punto de partida?
Cuál es nuestra esencia: razón o sentimiento?
Te diste cuenta que registrar parejas que están enamoradas es una forma de saber que comenzamos el mismo camino?
Sino porqué las registraríamos?

Bizomáticas dijo...

Jorge:
Me quedo con una frase de tu comentario

"¿Pensaste en la posibilidad de que el pensamiento incesante pudiera ser en realidad el que corta el hecho de llorar?"

No lo sé, te juro que no lo sé. ¿Vale la PENA?

Frank Black dijo...

na. Lucas Martí por lejos.

Bizomáticas dijo...

Los Hermanos Do setimo andar
¿por lejos? Gute