lunes, febrero 16, 2009

Deja Vu

-Qué es lo que te tiene tan cansado?
-La reiteración. Vuelve a mí como si fuera demasiado imbécil para entender lo que una y otra vez creo que vuelvo a aprender, en cada caída.
En realidad lo que le molestaba no era sólo eso sino más bien el contexto. Modestia aparte o soberbia no tan apartada, seguía creyendo de sí mismo que era una de las personas más inteligentes que había conocido, y por ende no se perdonaba tanto desacierto.
-Tal vez el error sea seguir intentando aprender con cada caída. No ambicionar más, ni creer realmente en su existencia, vuelve más difícil que aparezca, o si lo hace que lo puedas reconocer.
-Reconocer a quién? Perdón, me perdí.
-No tiene importancia. Cuando estés listo para oirlo no habrá forma de pasarlo por alto... Tampoco nadie tendrá que decírtelo.

LERI.-

2 comentarios:

M dijo...

Ecos existenciales. Loop de experiencias. Yo ya vi esta película, pero el problema es que siempre olvido cómo acaba, y por eso no acaba. No hay víctimas, sólo sufridores voluntarios o amnésicos. Yo sólo soy un caballero (sin modales, pero con bastantes olvidos). Gracias.

Bizomáticas dijo...

A veces la mente nos juega malas pasadas, a veces las pasamos y otras simplemente nos quedamos enredados.

Lo que salva es la certeza de que hay algo mejor esperando que despertemos del letargo... O que, en caso de que no lo haya, el simple hecho de despertarse ya es suficientemente mejor...

Te quiero amigo! (Le queremos, como bien diría Saubidet).

Leri.-