jueves, agosto 20, 2009

Cromagnon - Cromañon (Buenos Aires, 30 de diciemtre de 2004))


Las ambulancias corren
Las cámaras enfocan el dolor que no tienen
El pueblo mira
Los padres lloran
Los intelectuales piensan
Los políticos se excusan
Los hospitales se desbordan
Los amigos lloran
Los boliches cierran
Los inspectores trabajan
Los grabadores pelean por las últimas novedades
Los hijos lloran
Los psicólogos atienden
Los administrativos toman mate
Los días pasan, los recuerdos vuelven
Los cuerpos se enfrían, se pudren, se deshacen,
hieden de dolor
Puños cerrados contra un muro vacío
Mis brazos no consuelan, ni otorgan alivio
Un enojo que no claudica
Un muro de silencio que se abre
Todos gritando JUSTICIA
CON UNA SOLA GARGANTA

Agustina Saubidet 04/01/05
PD: poema para no olvidar

7 comentarios:

sonoio dijo...

que bueno esto,
sabés agus, vivo en lugano, ese fin de año nunca lo voy a olvidar
la tristeza en el barrio pesaba más que el calor veraniego!

besos bizomáticas

Bizomáticas dijo...

¿Cuál es el límite para la viveza criolla?
Cuellos blancos
nunca pibe chorro
y nuestra indiferencia, culpable.
El fantasma de la inseguridad es el que acecha
en una sociedad demasiado hipócrita para pensar en algo más.
Indignación a la carta.
Una lágrima, y otra vez, el silencio.
¿Qué se hace con esto?...
¿Què hacemos con esto?...


Leri.-

Bizomáticas dijo...

no sólo llorar, en principio.
Gute

Carolina dijo...

Podemos sentirnos golpeados, pero NUNCA vencidos. Aunque me tiemblen las manos mientras escribo, TODAVÍA quedan cosas por hacer, aunque lo esencial haya entrado desde el 30 de diciembre, en la lista de las más tristes imposibilidades. Gute, gracias por lo que escribis.

"La muerte se ha regado
por toda la pradera.
A aquel que la ha sembrado
¿qué le espera?
Dicen que el responsable
nunca ha gastado cuernos,
sino un traje impecable
en los infiernos."

cleopatra dijo...

Duele tan exquisitamente que aturde, que doblega, que no se explican las ausencias.

Duele exquisitamente, porque es punzante, porque es una daga, porque no se puede volver atrás.

¿La justicia? No se, es una entelequia que los humanos creen prodigar.

(y a mí me sigue doliendo la tumba)

Un enorme abrazo Gute y gracias.

M dijo...

La pesada carpet de la burocracia. Lamentablemente el hijo del presidente de la república no estaba allí para que la justicia fuera realizada. Los medios haciendo su poco entero trabajo, rating a costa de dolor. Un día más en el mundo, no es exclusivo de ninguna nación.

justicia dijo...

pasen y firmen: justiciaporloschicosdecromanon.blogspot.com